DISFUNCIONES SEXUALES FEMENINAS

Las disfunciones sexuales pueden venir producidas por diversas causas, si bien, sea cual fuere, siempre provocan alteraciones emocionales en quien las padece. Por ello, es muy importante, que quien las sufre acuda a un profesional para valorar su caso particular.

En el siguiente artículo queremos mostraros algunas de las causas de disfunción sexual femenina. Como hemos comentado anteriormente, se puede relacionar con diferentes afecciones:

Deseo hipoactivo, falta de excitación, apatía sexual: Estado reiterado y persistente de la falta de deseo o de interés por realizar cualquier actividad sexual.

Factores de riesgo: hormonales, medicación, depresión, IU, prolapsos.
Tratamiento: médico, comportamental y/o psicológico.

Anorgasmia: dificultad regular para alcanzar el orgasmo luego de una amplia estimulación sexual.

– Factores de riesgo: Suelo pélvico hipotónico
– Tratamiento: fisioterapéutico

Dispareunia superficial: dolor con (o aún tentativa) la penetración incipiente del introitos vaginal.

– Causas: vulvodinia, vaginismo, postparto, postquirúrgico (suelo pélvico hipertónico y/ o fibrosis cicatriciales).
Factores de riesgo: abuso sexual, parto traumático.
– Tratamiento: fisioterapéutico + tratamiento psicológico.

Dispareunia profunda: dolor máximo con la penetración profunda.

– Causas: vaginismo, prolapsos, postparto, postquirúrgico, dolor pélvico crónico.
– Factores de riesgo: suelo pélvico hipertónico y/o puntos gatillo miofasciales activos.
– Tratamiento: fisioterapéutico.

Son diversas las razones que pueden llevar a una mujer a padecer disfunciones sexuales, muchas veces pueden ser tan sutiles que las dejamos pasar y no les prestamos atención. Pero son muy importantes, no sólo físicamente, también para nuestra autoestima, placer, bienestar y día a día.

Si en cualquier momento crees que algo no funciona bien, no lo dudes, acude a un profesional y analizará tu caso y posibles tratamientos.

 

Leave a reply